Zuriñe ya come sola

Nuestra niña se está haciendo mayor y, a pesar de todos los problemas que ha tenido, ya comienza a comer heno. Para nosotros es una alegría enorme ver esta escena, porque quiere decir que Zuriñe está mucho mejor y ha superado sus diarreas. Ahora imita lo que hace su madre, Ramona, y ya come del comedero.
Cada día aprendemos más de la relación que tienen las vacas con sus hijos, un vínculo muy fuerte de amor y protección. Cuando se separan, sufren las dos por no estar juntas, se llaman y se reconocen a cientos de metros de distancia. ¿Os imagináis el dolor que tienen que pasar en las granjas cuando separan las madres de sus bebés? No merece la pena tanto dolor por el placer de nuestro paladar.

 

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

Con tu ayuda salvamos vidas
logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post