valenti izadi

Valentí e Izadi ya están en los prados junto al resto de vacas y toros

El gran momento que todos estábamos esperando, ya ha llegado. Valentí e Izadi ya están con el resto de toros y vacas del Santuario. Ha sido uno de los momentos más bonitos que hemos vivido en el Santuario, tanto por la reacción que han tenido todos, como por las historias de Izadi y Valentí.
 
Izadi es una vaca de 12 años que toda su vida ha sido explotada para producir leche. Vivía en una explotación ganadera donde, cada año, la inseminaban artificialmente para que se quedará embarazada. Cuando daba a luz a su bebé, se lo quitaban a los pocos días para que la leche que producía fuera para los humanos. Esta es la realidad de la industria láctea: vacas que son continuamente inseminadas y obligadas a parir para producir leche, una año tras otro, hasta que son enviadas al matadero porque su producción ha disminuido. En muy poco tiempo ha creado un vínculo con Valentí, tan fuerte que hasta a nosotros nos ha sorprendido. Viendo este comportamiento, no podemos ni siquiera imaginar todo el sufrimiento que ha pasado cada vez que tenía un bebé y se lo robaban.

A Valentí lo encontramos herido en el borde del camino que lleva al Santuario. Un camión lo había atropellado y destrozado uno de sus pies. Conseguimos que el ganadero nos lo cediera y, con paciencia y el tratamiento adecuado, conseguimos salvarle. Desde entonces ha crecido sano y feliz, con todos los cuidados y amor del mundo.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

Con tu ayuda salvamos vidas
logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post