Patricia disfruta de su charca siempre que luce el sol

Javi y Patri son inseparables, viven juntos desde que era muy pequeños porque los dos tenían problemas de movilidad.

Patri nació en una granja intensiva y fue aplastada por su madre al estar encerrada en una jaula, las llamadas parideras, donde ni siquiera podía darse la vuelta. Al aplastarla sin querer le dañó la columna y no puede mover sus piernas. Nosotros en el Santuario le hemos preparado un espacio especial para ella para que pueda arrastrase con sus manos sin hacerse daño.

Javi también nació en una granja intensiva. Su madre estuvo varios días de parto sin atención veterinaria y murió agonizando. Cuando le cortaron el rabo a él y a sus hermanos, se les infectó y como enfermaron, los mataron a golpes contra el suelo, pero Javi tuvo la suerte de que una chica que lo vio, le pidió que se lo diera. Estuvo muchos meses con problemas para caminar porque tenía la infección por todo el cuerpo y le afectó a las articulaciones, que a día de hoy a veces tiene problemas y hay que medicarlo.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

• Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte Teaming

• A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio

• A partir de 10€ al mes puedes apadrinar a un habitante

• Puedes hacer un donativo

• Compra algún artículo en nuestra tienda solidaria

Related Post