Ovejas y cabras corren a por su cena

Cada atardecer disfrutamos viendo como las ovejas y cabras del Santuario entran corriendo a su habitación para cenar y donde pasan la noche para descansar después de haber estado todo el día en los prados jugando y disfrutando.

Cada tres días le limpiamos la nave para que siempre la tengan limpia. Mantener sus habitaciones así requiere de mucho trabajo y dinero, pero cuando acogemos a un habitante en el Santuario, es para que tenga una vida digna, esa que no tuvo antes de llegar aquí.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

• Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte Teaming

• A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio

• A partir de 10€ al mes puedes apadrinar a un habitante

• Puedes hacer un donativo

• Compra algún artículo en nuestra tienda solidaria

Related Post