Los corderos y la cabrita disfrutan descansando bajo el sol

Ivano, Carla, Ada, Tomás, Lucrecia, Iris y Eugenia estaban en una granja donde el ganadero estaba dejando morir a todos los animales y había ovejas y cabras muertas.

Llegaron siendo muy pequeños pero después de mucho esfuerzo, conseguimos sacarlos adelante, sobre todo a la cabrita Iris, que estuvo muy enferma y pensábamos que iba a morir.

Cada día después de tomar el biberón, se tumban a descansar al sol. Cuando crezcan un poco más, pasarán a vivir con el resto de ovejas y cabras del Santuario, disfrutando de los verdes prados y jugando con la gran familia que formamos en Santuario Gaia.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

• Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte Teaming

• A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio

• A partir de 10€ al mes puedes apadrinar a un habitante

• Puedes hacer un donativo

• Compra algún artículo en nuestra tienda solidaria

Related Post