Lidia

Lidia, abandonada después de haber sido explotada, vive feliz en Santuario Gaia

Lidia llegó desde Galicia porque iba a ser enviada al matadero. Había sido abandonada después de haber estado toda la vida explotada haciéndola trabajar en el campo. Era una yegua salvaje que capturaron quitándole la libertad y haciéndole llevar una vida miserable.

El ayuntamiento de la localidad en la que estaba Lidia, la puso a subasta, y como nadie la quería porque era muy mayor, su destino era morir en un matadero.

Ella ve muy poco, pero la yegua Paula no se aparta nunca de su lado y la cuida en todo momento, en cuanto Paula no la ve, se pone a gritar muy nerviosa para que Lidia le responda y ella ir a su encuentro.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

• Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte Teaming

• A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio

• A partir de 10€ al mes puedes apadrinar a un habitante

• Puedes hacer un donativo

• Compra algún artículo en nuestra tienda solidaria

Related Post