14124348_10210575931373533_6354204649949743388_o (1)

”La vaca que ríe” utiliza imágenes de la Fundación Santuario Gaia para engañar a los consumidores

El 17 de agosto la empresa de productos lácteos La Vaca que Ríe difundió en su página de facebook un GIF de la Fundación Santuario Gaia diciendo “Así cuidamos a mis compañeras en las granjas”.

Ante tal hecho se formó tal revuelo en las redes sociales que la empresa decidió eliminar la publicación. El trato que se da a los demás animales en los Santuarios es un trato de igual a igual, sin explotarlos ni obtener nada a cambio, no como en las granjas.

Uno de los tantos vídeos que hay de investigación en una granja lechera:

¿Por qué no utilizan imágenes de sus granjas? Pues porque no es cierto que las vacas que son explotadas rían, como ellos intentan hacernos creer.

Las vacas en las granjas son inseminadas cada año artificialmente para que den a luz a un ternero, para que así puedan producir leche, como ocurre con todas las mamíferas, que para dar leche primero tienen que tener un hijo.

Cuando una vaca da a luz en una granja lechera, su hijo le es arrebatado y encerrado en una jaula para evitar así que se beba la leche que va a ser vendida al consumo humano. Esto crea un gran sufrimiento en las vacas, que tienen un vínculo muy fuerte con sus crías, por eso en las granjas se pueden escuchar chillar a las vacas llamando a sus bebés y a los bebés llamando a sus madres.

Si el que ha nacido es macho, a las pocas semanas será enviado al matadero, ya que los machos no producen leche. Si la nacida es hembra será criada artificialmente para que cuando crezca sustituya a las vacas que han bajado sus producción de leche.

Las vacas tienen una esperanza de vida de unos 25 años, pero en las granjas son enviadas al matadero sobre los 4 o 6 años, en el momento que bajan su producción.

La vaca que ríe no existe de verdad en una granja lechera, las que ríen viven en los Santuarios Veganos, donde son tratadas como a iguales, y es por eso que estas empresas buscan sus imágenes para engañar a sus clientes, como ya ocurrió hace unos meses con otra empresa láctea mexicana.

Related Post