Itak y Daga, dos caballos con una bonita historia.

Hace poco iniciamos la compra de uno de los terrenos que colindan con el Santuario, y los vecinos que aquí vivían los adoptaron. Daga fue utilizada para la monta, y como se puede ver en el vídeo como tiene la columna debido a eso. Estos vecinos tomaron conciencia sobre el trato a los demás animales y dejaron de montar a caballo.

Daga e Itak que son madre e hijo, llevan toda la vida viviendo aquí, así que este es su hogar, y no era justo para ellos que se fueran del sitio en el que han vivido siempre, así que ellos se han quedado con nosotros.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

Con tu ayuda salvamos vidas
logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post