106455294_3305169366200243_8073703423802282730_o (1)

Irina, Katerina y Fedora

Estas tres preciosidades llegaron ayer al Santuario. Provienen de una explotación de leche de cabra que ha cerrado y no querían enviarlas al matadero, así que se pusieron en contacto con nosotros para que las acogiéramos y ¡aquí están!

Las cabras son de los animales explotados por el hombre desde más antiguo. Se usan para producir leche, productos lácteos como el queso y carne. Mucha gente piensa que comer productos lácteos no hace daño a ningún animal, pero eso no es así. Para que una mamífera, como lo es la cabra, de leche tiene que estar embarazada y tener un bebé, que es el estímulo para que las glándulas mamarias produzcan leche. Lo mismo que pasa en las mujeres. La leche producida se usa para el consumo humano, ya sea en forma de bebida o en diferentes productos como el queso, el yogur, etc…

Pero ¿y que sucede con las crías?. Pues si es hembra se quedará en la explotación para que cuando sea mayor pueda producir más leche y si es macho será enviado al matadero al poco tiempo. En este caso es el “cabrito”, tan famoso y buscado en los restaurantes. Si se asociara este plato a un bebé, seguramente muchas personas no se lo comerían

A partir de ahora ellas vivirán su vida y formaran parte de una gran familia que siempre las cuidará.

¿Quieres apadrinar a Irina, Katerina o Fedora?

A partir de 10€ al mes puedes ayudarles

logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post