Gisela, Ramón y Raúl, despiertan la empatía hacia los demás animales

Gisela, Ramón y Raúl nacieron encerrados en una granja, donde después de estar 6 meses en los que nunca conocieron la luz del sol, ni siquiera podían correr y jugar con sus hermanos o amigos, iban a ser enviados al matadero para alimentar a los humanos. Por suerte ellos fueron rescatados y ahora viven en Fundación Santuario Gaia.

En este tiempo que estamos viviendo aislados por el #coronavirus, deberíamos ser conscientes con el daño que le hacemos a los demás animales, ahora que nos vemos obligados a estar encerrados en nuestras casas. Nuestras ciudades han crecido mucho y les hemos arrebatado su espacio, y el poco espacio que tienen para poder vivir, son para nuestros cultivos y para explotar a los animales “de granja”, que viven mucho peor que nosotros ahora encerrados en nuestras casas en las que la mayoría tenemos todas las comodidades. Y para colmo, cuando salen en busca de alimento son asesinados por los cazadores.

¿Te imaginas vivir como las cerdas encerradas toda su vida en una jaula pariendo en la que ni siquiera puede darse la vuelta? ¿O las gallinas, vacas, ovejas y cabras? ¿O los patos y ocas encerrados en una jaula donde los alimentan introduciendo un tubo por su garganta? ¿O los animales de los circos que solo salen de sus jaulas para hacer un espectáculo al que les han enseñado a base de golpes y el miedo? A ver si este tiempo nos sirve a todos/as para ser más empáticos 🙏🏽💚

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

Con tu ayuda salvamos vidas
logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post