amaya

Estuvimos con Amaya en el veterinario

Ella es una oveja que llegó al Santuario hace 4 años, siendo un bebé. Provenía de Navarrete (La Rioja), junto con otras 35 ovejas y corderos que habían sido abandonadas en una nave. Cuando fueron rescatadas vivían con más de 140 cadáveres en descomposición de sus amigas, compañeras, hermanas, madres e hijos que no sobrevivieron al horror de estar encerradas sin agua ni comida.

De forma aguda comenzaron a fallarle sus extremidades traseras, perdiendo sensibilidad y coordinación. Pedimos cita con el neurólogo, en el Hospital Veterinari Molins, y le han hecho diversas pruebas. En la resonancia se ha visto que tiene una lesión en la médula, a nivel de las T8-T9, posiblemente una lesión de carácter vascular. Esto hace que tenga un déficit neurológico que le afecta a la movilidad de sus piernas. El pronóstico es reservado, ya que no se sabe si puede empeorar o estancarse.

De momento aun se puede mantener de pie, pero con problemas para coordinarse y moverse. No hay ningún tratamiento efectivo, pero vamos a intentar que su vida sea lo mejor posible. Ya tenemos experiencia en el Santuario con casos similares y tienen una buena calidad de vida. Nosotros seremos sus pies, de eso no hay duda, y nunca le va a faltar de nada.

Últimamente los gastos veterinarios se nos han incrementado considerablemente, sobretodo con las aves, con las que tenemos que ir prácticamente cada semana al especialista. Lo que no es de extrañar, porque en el Santuario viven más de 350 animales y siempre hay alguno que se pone enfermo. Tampoco hemos parado de rescatar, siendo muchos los nuevos habitantes que han ido llegando en los últimos meses. Gracias a todos vosotros es posible que podamos seguir con nuestro trabajo y proporcionar una vida digna y feliz a todos los rescatados. Toda ayuda y colaboración es importante 💚

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

Con tu ayuda salvamos vidas
logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post