OSCAR

Descansa en paz Óscar

Esta semana os hemos contando que Óscar se había puesto muy enfermo. Comenzó con una anemia muy severa, debido a una piroplasmosis, que lo dejó muy débil. A pesar del tratamiento y de realizar una transfusión de sangre, su estado fue empeorando cada día. No había prácticamente ninguna mejoría, hasta que su empeoramiento era tan grave que decidimos ayudarle a marchar, para evitar un sufrimiento innecesario.
 
Óscar llegó al Santuario hace más de 3 años. Estaba abandonado en la montaña, en pleno invierno, herido y muerto de miedo. Tenía un gran absceso en una de sus piernas que le impedía caminar. También un cuerno fracturado, que se le cayó al poco de llegar al Santuario. Aunque se recuperó de sus heridas, nunca pudo usar la pierna afectada bien y siempre iba cojo. Nosotros le llamábamos cariñosamente el “pata palo”. Eso no importó para que llevara una vida feliz y plena en el Santuario.
 
Pero lo más bonito fue, sin duda, su amistad con Luís, otro chivo que rescatamos casi a la vez que a Óscar. Luís también estaba herido y se pasaron los dos juntos mucho tiempo en recuperación. Desde el primer momento crearon un vínculo muy especial y eran inseparables. Siempre recordaremos cómo Óscar protegía a Luís cuando teníamos que hacer las curas de sus heridas, era tan bonito verlos juntos que se nos saltaban las lágrimas.
 
La salud de Óscar siempre ha sido muy delicada y desde hacía un tiempo tenía que vivir en un espacio adecuado para él porque necesitaba muchas atenciones y cuidados. Este último tiempo ha sido uno de los más mimados del Santuario y nos reconforta saber que no ha sufrido y que se ha ido rodeado del amor de todos los que le queríamos.
 
Para nosotros siempre serás el unicornio de Gaia, bello y con un aura tan especial, que era imposible no quererte.
Descansa en paz, querido amigo❤️

 

logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post