emilio

Descansa en paz Emilio

Ayer por la noche tuvimos que ayudar a marchar a Emilio. Tenía un fallo renal y, después de varios días de tratamiento y suero intravenoso, no había mejorado nada y cada a vez estaba peor. Es una decisión muy difícil y dolorosa de tomar, pero a veces es lo mejor que podemos hacer por ellos. Cuando no hay ninguna esperanza de mejoría y sabemos que el final se acerca, lo mejor es evitar todo sufrimiento innecesario y ayudarles a marchar de manera digna y sin dolor.
Se ha ido rodeado de todos nosotros, rodeado de amor y de cariño. Tranquilamente y en paz, como ha sido su vida. Emilio llegó al Santuario hace más de 4 años. Lo habían encontrado siendo un bebé vagando solo por las vías del tren. Era uno de los carneros más cariñosos y siempre nos estaba buscando para estar con nosotros. Era muy joven para irse, es algo que nos cuesta aceptar y entender, pero ha vivido la mejor vida que puede tener una oveja, siendo respetado y cuidado como un igual. En ese vídeo podéis ver sus primeros días en el Santuario. 
Siempre estarás en nuestros corazones y nunca te olvidaremos. Te prometemos que seguiremos luchando con todas nuestras fuerzas para que en este mundo todos tus compañeros puedan tener una vida como la que tu has tenido.
Descansa en paz, pequeño ángel

 

logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post