ANDREA

Descansa en paz Andrea

Andrea llegó hace más de 4 años a Fundación Santuario Gaia, junto con otras 35 ovejas y corderos. Venían de una explotación de Navarrete, en La Rioja, donde el ganadero las había dejado encerradas en una nave sin agua ni comida. Entre ellas había más de 140 cadáveres. Estaban en muy mal estado y muchas llegaron muy enfermas.
 
Hace un par de días comenzamos a ver a Andrea muy apática y sin apetito. Le hicimos analítica de sangre, donde no se vio nada anormal, y una radiografía donde se observó una masa en el abdomen. Procedimos a hacer una laparotomía de urgencia, ante la sospecha de una obstrucción intestinal. Estaba muy débil para la cirugía pero no había otra opción, al abrir se encontró un absceso bastante grande que comprimía una parte del intestino, y varios más pequeños por el mesenterio. Se quitó el absceso y limpió muy bien la zona. Aunque salimos contentos del quirófano porque había resistido la cirugía y se había solucionado el problema, sabíamos que el pronóstico era reservado por la debilidad de Andrea. También sospechábamos que podría haber algún absceso más en otra parte del cuerpo. Desgraciadamente Andrea no aguantó el postoperatorio.
 
Andrea era una oveja mayor, con un pasado de maltrato y una vida en muy malas condiciones. El grupo de ovejas que nos llegó de esta explotación de Navarrete, son las que más han enfermado y fallecido. Por lo que creemos que son secuelas que han arrastrado de su pasado en la granja.
 
Nos queda el consuelo de haberle ofrecido la mejor vida posible, siempre cuidada y mimada, junto con el resto de su familia en Fundación Santuario Gaia. Pero nos entristece enormemente que su vida se haya apagado tan pronto, cuando aún tenía unos años de felicidad por delante.
logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post