celestina

Celestina

23feb2019.- Celestina, llegó de madrugada junto a 16 ovejas y corderos desde Murcia. Hubo un decomiso de decenas de animales. Son 9 ovejas, 1 carnero y 8 corderos. Vienen en bastante mal estado y ahora toca revisión veterinaria completa  y mucho amor y cariño por nuestra parte. Gracias al trabajo conjunto de varias organizaciones, se han podido salvar a los 58 animales de “La Finca de los Horrores” de Murcia: perros, ovejas, tortugas, conejos, gallinas y palomas. A Fundación Santuario Gaia han llegado 6 gallinas, dos palomas, 1 carnero, 9 ovejas y 7 corderos. 

Sus nombres son: Arcadia, Benilda, Ismelia, Celestina, Epifanía, Fidela, Humildad, Nazaria, Fiona, Tato, Marisol, Fernando, Isabel, Sara, Ernesto, Candela y Simeón.

 

Vídeo de su llegada

02mar2019.- Se les ha extraído sangre a todas las ovejas y corderos, para hacerles unas analíticas generales, y volver a repetir las pruebas de brucelosis y así quedarnos mucho más tranquilos. La de la fotografía es Celestina, la oveja más mayor de todas. Está muy delgada, y en la revisión hemos visto que no tiene ni un solo diente, además de tener cataratas. Como no puede comer con normalidad, a ella le damos de comer a parte, un pienso que molemos en el Santuario, para que así pueda alimentarse bien y comience a recuperar peso.

Sangre_ovejas murcia feb2019_celestina

Celestina es una abuelita especial, cariñosa, y que enamora a todos los que la conocemos, incluido a los compañeros con los que convive, bebés u habitantes con necesidades especiales. Como es el caso de Mónica con la que aparece en la imagen o con Alika a la que adoptó tras morir su hermana Kenia y su madre Humildad.

Aunque se cae con mucha facilidad y es muy frágil, los bebés lo saben y la tratan con mucha delicadeza, y eso a ella también le da vida. Está siendo la mamá que en la granja en la que estuvo no pudo ser, porque cada vez que tenía un hijo se lo quitaban para enviarlo al matadero y así llenar los escaparates de las carnicerías. La abuelita tiene cataratas, y como pasa en los humanos cuando son muy mayores, está muy delgada, es todo huesos. Como no tiene dientes, cada día le ponemos de comer aparte, un pienso especial que trituramos con una máquina que compramos hace un tiempo para animales con este problema, para que pueda comerlo y así se alimente mejor. Desde que llegó, ha cambiado mucho, tanto, que su salud ha ido a mejor, como en el carácter, ya que tenía mucho miedo. 

celestina y monica1

27nov2019.- No nos cansamos de decir que Celestina es una abuelita muy especial. Llegó muy asustada, muy enferma, y en muchos momentos creímos que la perdíamos. Pero ya han pasado casi 2 años.

4dic2019.- La abuelita lleva unos días que está más apagada, y una cosa que nos está sorprendiendo mucho, es que ella es consciente de lo que le pasa y busca estar a nuestro lado. Celestina vive en la zona donde viven los animales que necesitan cuidados especiales, y lo hace junto a Alika, a la que adoptó cuando se quedó huérfana.

Celestina

31may2020.- Lia nos habla en este vídeo sobre los animales que viven en el espacio habilitado para los que tienen necesidades especiales, como Felipa y Débora, dos cabritas ciegas, y las abuelitas Mónica y Celestina. Pocas veces tendrás la oportunidad de ver a ovejas que llegan a la vejez, eso solo lo podrás ver en los Santuarios, lugares donde no son explotados y son cuidados hasta el último día de sus vidas.

07ago2020.- Esta fotografía de Celestina y Amalia nos parece muy tierna. Celestina es una de las abuelas del Santuario y vive en la zona de los bebés, un espacio adaptado para los animales que tienen alguna necesidad especial, pero también para los más pequeños o los que son muy mayores. Aunque tiene muchos años, eso no impide que haga muy buenas migas con los peques del Santuario. Tiene algo especial que hace que todos quieran estar junto a ella, como le sucede a Amalia. Seguramente les transmite tranquilidad y serenidad, y por eso les gusta estar con ella.amalia celestina

14oct2020.- Celestina nos ha dejado. Todo este tiempo ha estado muy cuidada y mimada, viviendo en la zona de los bebés y de los animales con necesidades especiales. Nos enternecía mucho la relación que tenía con los bebés que iban pasando por esa zona. Los pequeños la buscaban y siempre estaban a su lado, se sentían protegidos con ella. Se ha ido en brazos de su mamá Lía, arropada en todo momento y sintiendo el amor de las personas que la querían. Ella es una de las pocas ovejas que ha podido partir de una manera digna y natural, ya que millones de sus compañeras mueren en los mataderos después de una corta vida de explotación.

celestina rip1
logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post