Xita es muy delicada al comer moras de la mano de Ismael

A Xita como a todos los cerdos y como a todos los que vivimos en el Santuario, nos encantan las moras. Pero lo que a muchos les sorprende, es que con lo brutos que son los cerdos, para comer moras de nuestras manos, lo hacen muy delicadamente para no hacernos daño.
 
Xita llegó al Santuario junto a Leticia y Raúl desde La Rioja en abril de 2015 porque volcó el camión que los llevaba al matadero, y ellos fueron los únicos que nos permitieron rescatar de todos los supervivientes de ese accidente.
 
Leticia tenía una fractura de cadera y fémur, y Xita una fractura de tibia, de las cuales fueron operadas y conseguimos que se recuperaran.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

Con tu ayuda salvamos vidas
logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post