Triana se recupera de la mastitis

Triana es una de las 36 ovejas y corderos que llegaron de Navarrete porque un ganadero las abandonó encerradas en una nave, sin agua ni comida. Las que sobrevivieron lo hicieron entre más de 140 cadáveres en descomposición.

Ella llegó al Santuario muy grave, tanto que pensábamos que moriría la misma noche que llegó. Tenía un grave problema de mastitis, necrosándose toda la piel de la mama provocando que saliera al exterior el tejido mamario.

Le hemos  realizando curas diarias y ha sido un éxito. Triana ha mejorado tanto que no hace falta realizar cirugía, y ella se encuentra perfectamente de ánimo y de salud. El cambio es tan grande, que no parece la misma que llegó.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

• Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte Teaming

• A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio

• A partir de 10€ al mes puedes apadrinar a un habitante

• Puedes hacer un donativo

• Compra algún artículo en nuestra tienda solidaria

Related Post