Sonia, Jacob y Elsa, tres historias con final feliz

Sonia es una jabalí que llegó al Santuario siendo un bebé porque unos cazadores mataron a su madre, y ella al salir huyendo aterrorizada, la atropelló un coche.

Fue encontrada en la cuneta de una carretera con tres costillas rotas, un brazo y una pierna. Después de meses de recuperación y pasar por tres cirugías, Sonia volvió a caminar, aunque le falta un trozo de hueso de su mano derecha.

Unas semanas más tarde del rescate de Sonia llegó Jacob al Santuario siendo un bebé. Saltó del camión que lo llevaba al matadero y estaba muy delicado de salud.

Meses más tarde llegó Elsa que fue rescatada de una granja que la iba a matar de un golpe contra el suelo, porque estaba muy enferma y así no la podían enviar al matadero para conseguir dinero por su carne.

Los tres se criaron juntos y entre ellos creció un fuerte vínculo de amistad. Nunca se separan y están siempre juntos.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

• Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte Teaming

• A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio

• A partir de 10€ al mes puedes apadrinar a un habitante

• Puedes hacer un donativo

• Compra algún artículo en nuestra tienda solidaria

Related Post