Dulce

¡Papi, mira que he encontrado!

 Dulce llegó al Santuario recién nacida junto a su madre Astrid y a su hermanito Romeo, porque el Ajuntament de Lloret de Mar las trajo al Santuario con otras 4 cabras más que habían sido abandonadas en un bosque.

Astrid ha tenido la gran suerte de llegar al Santuario junto a sus dos hijos, pudiendo estar junto a ellos toda su vida, sin que nadie se los quite para enviarlos al matadero, ni que ella sea explotada por su leche. Dulce y Romeo se están criando con mucho amor, tanto el de su madre como el de toda la familia Gaia, siempre van junto a su madre.

Vídeo de su llegada al Santuario:

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

Con tu ayuda salvamos vidas
logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post