Natalia

Natalia

02dic2015.- Natalia fue comprada cuando era una bebé para ser un juguete para una niña. Ha estado toda su vida encerrada en una jaula sin poderse mover. Esto le ha causado atrofia en sus patas, y no puede caminar.

Natalia

Sus ojos están enfermos debido a que los patos necesitan estar continuamente en contacto con el agua. Ella, sin embargo, ha vivido una vida de miseria y esclavitud para satisfacer los deseos de una madre que consciente o no, educaba a sus hijos enseñándoles que pueden tratar a los animales como si fueran un juguete.

Cuando ha crecido se convirtió en un “estorbo”, así que en Santuario Gaia la hemos acogido para intentar darle una vida digna, donde le haremos rehabilitación para conseguir que camine y pueda valerse por sí misma.

16feb2016 Llevamos a Natalia a un especialista traumatólogo de la Universidad Cardenal Herrera de Valencia para que valoren su estado. Después de realizar diversas pruebas resulta inviable operarla, porque sería muy doloroso y no habría garantía de mejoría. Prepararemos un espacio especial para ella, y que así tenga una buena calidad de vida.

Natalia

11may2016 Natalia es feliz. Cuando Natalia quiere comer, beber o bañarse en la charca, nos avisa y sabemos perfectamente lo que quiere. Cuando convives con ellos, hay una unión que es difícil de explicar.

Natalia

21ene2018.- Aunque ella no pueda caminar, eso no le impide poder disfrutar de su vida, ya que nosotros somos sus pies y hemos aprendido a entender su lenguaje. Tenemos tal conexión con ella que sabemos cuando nos pide agua, comida o que la movamos de sitio. Ella es muy especial, y cada vez que llega un voluntario al Santuario, lo primero que hace es preguntar por ella.

Natalia

10no2018.- Lleva unos días que la vemos más apática y con menos apetito. En la exploración no le han visto nada apreciable, así que le han realizado una analítica de sangre y un coprológico. En las heces se han visto algunos parásitos y ahora faltan los resultados de la analítica.

Natalia

11nov2018.- Natalia ha fallecido. Ayer la llevamos a Barcelona al veterinario porque no se encontraba bien, y esta mañana falleció, dejándonos con el corazón roto y sin palabras de consuelo.

Te queremos preciosa, un día nos volveremos a encontrar en ese arcoiris donde nadie os hace daño.

LogoPequeño

Por un mundo vegano

Related Post