Musaka

Musaka vegana

Ingredientes para 4 personas

-3 berenjenas grandes
-4 patatas medianas
-150 gr de soja texturizada fina
-1 cebolla no muy grande
-1 diente de ajo
-300 gr de salsa de tomate
-2 cucharadas de harina de trigo
-2 cucharadas de margarina vegetal
-400 mililitros de leche de avena o soja
-1 cucharadita de orégano
-1 cucharadita de perejil seco
-1 cucharadita de romero
-Sal
-Pimienta
-Aceite de oliva
-Aceite de girasol

Elaboración

Lo primero es cortar las berenjenas en dos pero a lo largo e ir haciendo laminas no demasiado gruesas, una vez que la tengas toda cortada, pon sal por encima y reserva 30 minutos. Esto es para que la berenjena suelte toda el agua y no absorba luego mucho aceite. El tema del aceite es muy IMPORTANTE para que esta receta tenga éxito, como te pases, te quedará demasiado aceitosa y echará a perder todo el esfuerzo.
Pela las patatas y córtalas en láminas redondas no demasiado gruesas. Puedes freírlas en aceite de girasol para que el sabor no sea tan intenso, pero si prefieres de oliva sin problema. Espera que el aceite este bien caliente y échalas, déjalas solo un poco, no es necesario que se frían demasiado ya que luego se terminaran de hacer en el horno. IMPORTANTE, cuando las retires, ponlas encima de un papel de cocina para que vaya absorbiendo el aceite. Aprovecha y espolvorea un poco de sal por encima.
Con las berenjenas tienes que hacer lo mismo, cuando hayan transcurrido los 30 minutos con la sal tienes que ir secándolas del agua que han soltado. Pon harina en un plato y antes de meterlas en el aceite, enharínalas. Retírala a un papel de cocina para que absorba el aceite y échale un poco de sal por encima.
Ahora pon un poco de aceite de oliva a calentar en otra sartén.

Pica la cebolla y el ajo y échalo para que se dore un poco, después añade la soja texturizada, previamente hidratada y mezcla durante unos minutos, salpimenta al gusto. Incorpora el orégano, perejil y romero. Solo falta que eches la salsa de tomate y dejes unos 10 minutos.
Para hacer la bechamel, en una sartén o cazo pon dos cucharadas de margarina vegetal a derretir, una vez que esta deshecha añade 2 cucharadas de harina de trigo y remueve. Se te va a quedar como una pasta compacta, tranquil@ es normal. Una vez que le hayas dado alguna vuelta ( cuidado que no se te queme) vierte un poco de leche vegetal, de avena o de soja por ejemplo. Tienes que ir vertiendo poco a poco la leche y removiendo todo muy bien. Para esta cantidad de harina, se utilizaron aproximadamente 400 ml de leche. Se le echa un poco de sal y un poco de nuez moscada. La cantidad de leche dependerá de lo espesa que la quieras, por eso es importante ir poco a poco e ir comprobando, si te pasas de cantidad de leche, puede que te quede muy líquida, y la consistencia de la bechamel no debe ser tan líquida.
El montaje es sencillo, necesitamos un recipiente rectangular adecuado para horno, engrasa un poco para que no se te queme. Pon una capa de berenjena que cubra todo el fondo, luego una capa de patata, seguido de una capa de bolognesa, repite la operación y termina con una capa de berenjena. Luego vierte la bechamel por encima y ponle un poco de queso vegano, puede ser rallado o tipo pizza. Mételo 25-30 minutos al horno previamente calentado a 180º.

Cortesía de:

Logo Factoría Vegana
Related Post