Melisa_sol (2)

Melisa

Melisa es una cerda vietnamita que hemos encontrado caminando por la carretera, asustada, así que no nos ha quedado otra que quedárnosla.

Seguramente ha sido abandonada porque fue un capricho para unos niños, y ahora que le ha venido el primer celo, ha sido peligroso para ellos, ya que está nos está siendo muy complicado tenerla nosotros, porque nos muerde para intentar montarnos.

En cuanto se le pase el celo la esterilizaremos. De momento vive con los fundadores del Santuario en la cabañita.

Los animales no son juguetes que se compran y se tiran cuando ya no se quieren, son seres que sienten. Las autoridades deberían de prohibir la venta de cerdos vietnamitas, porque verdaderamente está siendo un grave problema. La gente los compra por capricho y cuando crecen los abandonan.

28jul2017.- Melisa disfruta junto a Martina de su vida en el Santuario, dos pequeños bebés que podrán crecer y vivir la vida que merecen.

martina melisa

04ago2017.– Melisa ya puede disfrutar de su propia charca. En cuanto la ha visto, se ha acercado curiosa a ver qué era eso y al poco ya estaba refrescándose en ella. Poco a poco ella misma la irá agrandando a medida que la use. Los cerdos necesitan zonas para refrescarse ya que ellos no pueden regular su temperatura a través del sudor. 

26ago2017.– Melisa es una cerdita adorable. Cada noche espera con ansia su sabrosa cena. Y a nosotros nos encanta verla comer y oír esos ruiditos tan adorables.

07oct2017.- Melissa y Jesús ya conviven juntos. La adaptación entre cerdos es muy compleja y peligrosa, son animales territoriales y podrían atacarse e incluso matarse. Es por ello que debemos ser cautos cuando rescatamos a estos animales porque se necesitan diferentes espacios  cuando llegan nuevos. Y se puede tardar meses en que cerdos adultos acepten a un nuevo individuo.

Melissa Jesus

10oct2017.– Melisa ha sido esterilizada. La operación ha ido muy bien. Y ahora estará unos días en un box para poder atenderla y mimarla.

 

Melisa

03feb2018.- Melisa y Felipa disfrutan mucho los días de sol, les encanta relajarse y dejar que el sol les de calorcito. 

 

Melisa Felipa

23sep2018.- Aunque la mayoría de las personas no lo saben, los cerdos son muy selectivos con la comida, saben perfectamente lo que más les apetece y dejan para el final, o no se comen, lo que menos les gusta. Y esto puede variar entre los cerdos, no todos tienen las mismas preferencias.

¿Quieres apadrinar a Melisa?

A partir de 10€ al mes puedes ayudarla

logofundsantuariogaiapeq

Por un mundo vegano

Related Post