Jesús se divierte jugando con Ismael

Estas imágenes no las verás nunca en una granja, donde los animales son tratados como un recurso económico para sacar el mayor beneficio de ellos.

En los Santuarios trabajamos cada día para darles la vida que la industria alimentaria les arrebató un día, y hacemos lo imposible para hacerlos felices.

Jesús llegó al Santuario con días de vida muy enfermo y pensábamos que iba a morir, pero conseguimos con mucho esfuerzo sacarlo adelante, y ahora es un cerdo feliz junto a su amigo Helios, que fue rescatado de un contenedor de basura, dentro de una bolsa, atado y con escombros.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

• Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte Teaming

• A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio

• A partir de 10€ al mes puedes apadrinar a un habitante

• Puedes hacer un donativo

• Compra algún artículo en nuestra tienda solidaria

Related Post