Iris, se queda relajada después de tomar su biberón

Así de relajada se queda Iris después de su biberón.

Después del infierno que ha vivido con su corta edad, Iris es ahora cuidada y querida. Si no hubiera sido sacada de esa granja seguramente ahora estaría muerta, como muchos de sus compañeros que allí vivían.

Todos necesitan cariño y atención. No hay ninguna diferencia entre una cabrita y un perro o gato.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

• Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte Teaming

• A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio

• A partir de 10€ al mes puedes apadrinar a un habitante

• Puedes hacer un donativo

• Compra algún artículo en nuestra tienda solidaria

Related Post