Durmiendo con los cerdos

Guillem, uno de los voluntarios del Santuario, le gusta mucho echarse junto a Ramón y Guillem, al que le piden mimos y a él le encanta dárselos. Guillem y Ramón hubieran terminado en un matadero, rajado de arriba a abajo para desangrase, pero han tenido la inmensa suerte de terminar viviendo en Santuario Gaia, donde vivirán toda su vida felices haciendo lo que quieren y recibiendo todo el amor con el que nunca habían soñado.

¿Nos ayudas a seguir salvando vidas?

• Por tan solo 1€ al mes puedes hacerte Teaming

• A partir de 6€ al mes puedes hacerte socio

• A partir de 10€ al mes puedes apadrinar a un habitante

• Puedes hacer un donativo

• Compra algún artículo en nuestra tienda solidaria

Related Post