siloe

Descansa en paz Siloé

A Siloé lo socorrimos cuando fue atropellado en una carretera de un pueblo cercano al Santuario.

Debido al traumatismo craneoencefálico sufrido por el atropello, Siloé se había quedado ciego, pero el resto de sus funciones eran normales.

Los primeros días lo alimentábamos con mucha paciencia directamente en su boca, y él confiaba mucho en nosotros. Su evolución fue muy buena hasta el miércoles de la semana pasada, que comenzó a tener convulsiones y volvió a perder la consciencia.

Su estado de salud se deterioró mucho en los días siguientes, a pesar de todos nuestros esfuerzos. Pero el jueves tuvimos que tomar la decisión de ayudarle a marchar, ya que no podíamos permitir que sufriera.

La misión del Santuario no es solo salvar vidas, sino también socorrer a los que están muy mal, que aunque sepamos que no van a durar, al menos que conozcan otra vida y ayudarles a irse en paz y en compañía.

Gracias Siloé por los momentos que nos has regalado a tu lado.

DESCANSA EN PAZ Y CORRE COMO NUNCA HAS CORRIDO.

LogoPequeño

Por un mundo vegano

Related Post